Prueba Piloto: ‘Mr Selfridge’

Sólo unas semanas después del final de The Paradise (BBC), la cadena británica ITV estrena Mr Selfridge, otra serie de época ambientada en el glamour de unos grandes almacenes. Según se cuenta, el proyecto de ITV fue primero pero los de la BBC se anticiparon estrenando antes en una clara maniobra para perjudicar a su rival.

Mr. Selfridge

Sea cierto o no, es evidente que en los últimos años la competencia entre ambas cadenas se ha convertido en algo muy serio.

Mr Selfridge está basada en el libro Shopping, Seduction and Mr Selfridge de Lindy Woodhead. La serie, ambientada en 1909, promete un drama de época centrado en el origen y apogeo de los conocidos grandes almacenes londinenses Selfridges & Co.

Si hablamos de ITV y de drama histórico, las comparaciones con Downton Abbey parecen inevitables. Algunos críticos, como Viv Groskop de The Guardian, no han tardado nada en aprovechar el estreno de Mr Selfridge para atizarle a la serie de Julian Fellowes. Sin embargo, la nueva ficción de ITV no recuerda en ningún momento al universo de los Crawley. Aquí Londres es una parte fundamental de la trama y los miembros de la nobleza dan paso a estrellas del music hall, estilistas y hombres de negocios. Andrew Davis, creador de la serie, define Mr Selfridge del siguiente modo:

“It’s not about country houses and traditional values: it’s a big city story about innovation, progress, ambition and glamour”. [Ver referencia]

En definitiva, Davis nos presenta la serie como un fuera de campo de Downton Abbey, un ejercicio de recreación histórica decidido a mostrarnos todo aquello que sucedía en aquella época en Gran Bretaña más allá de los dominios de Lord Grantham.

Ese ambiente de progreso al que aludía Davis es el principal reclamo de Mr Selfridge, junto con su personaje protagonista. Por un lado, el espectador conecta de inmediato con el mundo posible que propone la serie porque la historia de Harry Gordon Selfridge se adapta perfectamente a nuestros tiempos. Emprendedor visionario, líder carismático, genio febril, Selfridge puede ser visto como el Steve Jobs de los grandes almacenes o el Mark Zuckerberg de principios del siglo XX. Su libro, The Romance of Commerce (1923), es tanto un referente en el mundo del management empresarial como una oda ilustrada al oficio del comerciante. “It is almost incredible that people should still exist who consider trade undignified”, escribía Selfridge.

Por otro lado, la serie supone un agradable reencuentro con Jeremy Piven, ausente de la pequeña pantalla desde el final de Entourage. Una personalidad como la de Selfridge exigía un intérprete a la altura y Piven tarda dos segundos en demostrar que sólo él podía interpretar al personaje. Bravucón, vehemente, charlatán, el actor toma mucho de Ari Gold para construir a este héroe que, según Andrew Davis, tiene mucho que ver con Tony Soprano. Para el guionista, ambos personajes comparten un temperamento autodestructivo, una adicción al riesgo y la adrenalina muy propia del mundo en que vivimos. Este aspecto oscuro del personaje, apenas sugerido en el primer episodio, se presume como uno de los elementos clave de la serie.

En cuanto a forma, aún es pronto para aventurarse con clasificaciones genéricas. Por el momento, Mr Selfridge nos ha presentado a un buen número de personajes y ha apuntado algunas tramas cercanas a la soap opera —por ejemplo, la historia personal de Agnes Towler y su hermano, George. Sin embargo, habrá que esperar a ver los diez episodios de la temporada para comprobar si, como Downton Abbey, la serie apuesta claramente por el folletín.

2 comentarios en “Prueba Piloto: ‘Mr Selfridge’

  1. Me acabas de dar una grata sorpresa con este post. Me encantó The paradise, así que una serie semejante o, incluso, mejor, me apetece mucho. Y más si el protagonista es el genial Ari Gold!! Qué ganas de ver a Jeremy Piven interpretando un nuevo personaje. Downloading… :D

    • Sí, la verdad es que se echaba de menos a Jeremy Piven. Por otro lado, parece que la competencia feroz entre BBC y ITV va en beneficio de los espectadores. Así que bienvenidas sean The Paradise y Mr Selfridge.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>